Aislamiento con lana de roca

La lana de roca (a veces llamada lana mineral) en fibra es una alternativa a la celulosa a la hora de aislar, ofreciendo también un excelente aislamiento térmico y acústico. Además, es un material con una larga vida útil y 100% sostenible.

Este formato en fibra y el sistema de aplicación mediante insuflado es una técnica relativamente nueva que se lleva efectuando desde hace pocos años.

Al igual que con la celulosa, las fibras de lana de roca (o lana mineral) se introducen en seco en las cavidades hasta rellenarlas por completo.

CARACTERÍSTCAS

Las principales características del producto son las siguientes:

Eficiencia térmica 
Permite alcanzar un excelente nivel de confort térmico gracias a sus propiedades aislantes. Su estructura multidireccional, que contiene aire seco en su interior, constituye una barrera al flujo de calor, además del bajo nivel de conductividad térmica de los filamentos minerales que la componen.

Durabilidad 
La vida útil estimada es superior a 50 años. Conserva todas las prestaciones. Producto inerte, pensado para resistir.

Protección contra el fuego
Es incombustible. Clasificación A1 contra el fuego. Por este motivo se pueden rellenar cámaras de aire donde haya conductos de chimeneas u otros tipos de elementos que puedan alcanzar mucha temperatura. Contribuye a aumentar la resistencia al fuego del edificio. Frena la propagación del fuego, permite ganar tiempo en caso de incendio.

Confort acústico 
Es el material aislante térmico con mejor nivel de aislamiento acústico. Más confort igual a más salud.

Material sostenible 
Reciclabilidad del 100% sin perder propiedades. Productos saludables: Certificado Euceb.

No higroscopicidad 
Resistencia a la humedad. Muy adecuado en casos donde hay mucha humedad por condensación.

Transpirabilidad
Permeable al vapor de agua.

APLICACIÓN

Rápida y sin obra